AÑO 18 VOLUMEN 7962

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

ACERTIJOS

EL SITIO DE LA EMBOSCADA

Gilberto Haaz Diez

 

*Cuando las vallas cambiaron la historia. Camelot.

El calor pega durísimo. 42 grados, suda hasta aquellito. Me acerco a ese cruce de las calles Elm y Houston, estoy a minutos de ese sitio que juré algún día visitar. El tranvía nos deja a escasas cinco cuadras. El calor pega. Caminamos hacia la Plaza Dealey, escenario de aquella batalla de francotiradores. Cuando sorprendieron al mundo y al mismo Servicio Secreto, al que le aniquilaron a su Comandante en Jefe. Llego al parque. Veo el edificio de librería, el Texas School Book, que hoy sirve de Museo donde exhiben asuntos de ese día. Hay gente en la plaza. Todos se toman las fotos. Comienzo con las mías. Fijo los sitios dónde había los tres tiradores, el almacén ya muy famoso donde, según esto, Oswald lo hizo todo solito. La barda de madera donde le pegaron el tiro de frente, que hizo que el film de Zapruder pasara a la inmortalidad al captar como la cabeza del presidente era sacudida hacia atrás, producto del impacto de la bala, y el otro edificio aledaño, veo también el puente de la autopista, donde estaba un cuarto tirador, por si fallaban los otros tres.  

LOS GUIAS DE DALLAS 

Este lugar, que es sitio de infortunio, ha sido catalogado como Monumento Nacional por lo que representó en la historia de las tragedias, y que ese día avergonzó a Dallas y a los texanos, aunque en realidad los que orquestaron su muerte fueron los capos de Washington (léase el último libro, ‘La Conspiración’, escrito por David Talbot, un amigo y colaborador de Bobby Kennedy, la versión más acertada a la realidad y que salió a la venta hace apenas un par de años, al igual que La Muerte del Presidente, de William Manchester, libro viejo, de encargo de la familia, dos libros señeros).

Ofertan todo a la calle. Un par de viejos ofrecen videos del presidente y un folleto de las fotos de aquel día del noviembre negro. Compro uno. Una gente de color por cinco dólares se ofrece de guía. Me quedo una media hora viendo todo, el letrero que atajó un poco la filmación de Zapruder. Todo sigue igual, en el cemento al piso hay dos equis que marcan el sitio donde las balas le pegaban al presidente en la cabeza y el cuello. No hago una oración por él, porque por él han rezado millones y son muchísimos los americanos que aún le recuerdan con cariño. Era un estadista, sus discursos aún están vigentes. Dejo el sitio y atravieso la calle. Voy al sexto piso de lo que ahora es un Museo, allí donde Oswald fijó aquel rifle, quien sabe por encargo de quién, aunque la CIA, FBI, Pentágono, Militares, Mafia y capos de las empresas del petróleo y el acero se conjuraron para dar un golpe de Estado que pondría a un presidente dócil, un vaquero que llevó como lápida haber sucedido así a ese presidente amado como Lincoln. Una empleada me vende el tiquet de entrada. 13.50 dólares. Tomo un audio video en español, esos aparatitos que te van llevando por todos los sitios donde las fotos están amuradas. No le hago mucho caso, he leído tanto de Kennedy que yo mismo podría ser guía. Las fotos con Jackeline en aquel paseo de gloria en Nueva York, en campaña. La famosísima, cuando se nombró un berlinés en Berlín, donde lloraban los alemanes al oírlo. La del día del crimen. Jackeline, cuando el impostor Johnson toma protesta y ella, con ese rostro y en shock llora en silencio con el vestido aun manchado de la sangre presidencial. 

EN EL MUSEO KENNEDY 

No le doy muchas vueltas, los oteo de rapidito. Llama la atención una donde está el teletipo de la Associated Press, cuando a las 12:39 mandó al mundo la noticia de que JFK había sido baleado, aquella nota que el mundo consternado siguió y que Walter Cronkite, el Jacobo Zabludovsky de los gringos, dio la noticia de que había fallecido el presidente y luego, al aire, y ante todo el mundo que le veía, se enjugó las lágrimas que le brotaban. Recorro todos los cuartos. Llego al que tienen todo cerrado y encristalado. Repleto de cajas de cartón, exactamente igual a cómo lo dejó Oswald aquel día, allí no se puede penetrar, se ve por fuera y uno atisba hacia abajo, como se vería ese día, y se ven los árboles y el pavimento y los automóviles cruzar hacia el mismo sitio donde Kennedy cayó en emboscada en la caravana presidencial.

www.gilbertohaazdiez.com

Página Principal
Artículos Anteriores
18 Noviembre 2019
ESE DENGUE MALDITO
16 Noviembre 2019
EL CEREMONIAL AL COMPAYITO
15 Noviembre 2019
LA RISA REMEDIO INFALIBLE 
14 Noviembre 2019
EL MARTES NEGRO
13 Noviembre 2019
EL LARGO Y SINUOSO CAMINO (EVO MORALES)
12 Noviembre 2019
LOS LEGENDARIOS MORMONES
11 Noviembre 2019
EL ARTERO CRIMEN
8 Noviembre 2019
LA EXPEDICION PUNITIVA
7 Noviembre 2019
EN ESE PARAJE MURIERON ( LOS LEBARON)
6 Noviembre 2019
LA ODISEA DE TUMBABURROS
5 Noviembre 2019
RUMBO A LA SELVA (COTAXTLA)
4 Noviembre 2019
EL PRESIDENTE EN SU LABERINTO
1 Noviembre 2019
DIA DE MUERTOS
31 Octubre 2019
LOS AEROPUERTOS FALLIDOS
30 Octubre 2019
LA APREHENSION DE KARIME
29 Octubre 2019
AQUÍ ME TOCÓ MORIR
28 Octubre 2019
ENRUTADO A
CIUDAD DE MEXICO
25 Octubre 2019
RUMBO AL VALLE DE LOS CAIDOS
24 Octubre 2019
SINATRA Y TONY BENNET
23 Octubre 2019
EL TUITERO EMBAJADOR
22 Octubre 2019
EN RESTAURANTE BOQUEÑO
21 Octubre 2019
HUMILLADOS
18 Octubre 2019
ESA CATALUNYA DE SEPTIEMBRE
17 Octubre 2019
AQUEL AFFAIRE DE LORET O SEÑOR, LO ACABAN DE DESTITUIR
16 Octubre 2019
LA TESORERA APAPACHADA
15 Octubre 2019
ESOS YANKEES
DE NUEVA YORK
14 Octubre 2019
EL AFFAIRE DE LOS GOBERNADORES (DEL YANKEE STADIUM A PACHO VIEJO)
11 Octubre 2019
LOS PASADOS PRESIDENCIALES
10 Octubre 2019
AHORA Y EN LA HORA DE NUESTRA MUERTE (AMEN)
9 Octubre 2019
LAS ESPANTOSAS CARRETERAS
8 Octubre 2019
UN EXTRAÑO ENEMIGO
7 Octubre 2019
UN EXTRAÑO ENEMIGO
5 Octubre 2019
HAS VISTO ALGUNA
VEZ LA LLUVIA
4 Octubre 2019
DE LONDRES AL CONGRESO
2 Octubre 2019
2 DE OCTUBRE
NO SE OLVIDA
1 Octubre 2019
DIA 8 EN LONDRES (EL REGRESO)
30 Septiembre 2019
DIA SIETE LA SAGRADA FAMILIA
28 Septiembre 2019
DE ATOCHA A BARCELONA
27 Septiembre 2019
BARCELONA DIA CINCO
26 Septiembre 2019
DIA CUATRO
EN EL CAMP NOU