AÑO 17 VOLUMEN 4183

 

NOTICIAS DE
PUEBLA Y TEHUACÁN
CARICATURAS COLUMNAS REPORTAJES DIRECTORIO

POLISEMIA

El debate de los emoticones

Cecilia Muñoz Mora

Dos horas fue lo que duró el primer debate público entre los 10 candidatos a la presidencia municipal de Xalapa: Brenda Blanco Aguilar (PES), Carlos Arturo Luna Escudero (MC), Juan David Ovando (PT), Ana Miriam Ferráez Centeno (PAN-PRD), Alejandro Montano (PRI-PVEM), Efraín Sánchez Cruz (independiente), Hipólito Rodríguez (Morena), Nicanor Moreira (Panal), Antonio Luna (independiente) y Rubén Moreno Archer (independiente).

A partir de las 10:00, en instalaciones del OPLE, los candidatos presentaron sus propuestas para convencer al público de ser la mejor opción, sin apenas interactuar entre sí. Las rondas de réplicas fueron más la ronda de terminar de exponer las propuestas que en su momento no pudieron redondear, con excepción de las intervenciones del candidato independiente Rubén Moreno Archer, quien en dos ocasiones increpó al candidato de Morena, Hipólito Rodríguez, acerca de su jefe político, Andrés Manuel López Obrador; igualmente, conminó a los demás candidatos a renunciar a sus partidos, dardo que solo tomó Nicanor Moreira para señalar que el problema del gobierno no es de partidos, sino de corrupción.

Propuestas copiadas
En su momento, el candidato por Morena, Pedro Hipólito Rodríguez, sentenció que le “encantaba” constatar que sus ideas eran tan buenas y plausibles que los demás candidatos se las robaban. Y es que en diversas propuestas, varios de los candidatos coincidieron. Así, por ejemplo, Nicanor Moreira, Alejandro Montano y Brenda Aguilar prometieron que crearán una universidad pública municipal, en tanto que Carlos Arturo Luna Escudero y Brenda Aguilar apelaron a la nostalgia xalapeña al proponer un premio ciudadano que llevará el nombre del famoso “Juanote” y una casa de cultura en su honor, respectivamente.

Igualmente, el candidato por Morena y el del PRI-PVEM prometieron que impulsarán festivales en Xalapa por cada estación del año. Montano aseguró que además trabajará por traer de vuelta el Hay Festival, pero Hipólito Rodríguez le reviró que la retirada del festival internacional ocurrió “porque los ciudadanos nos organizamos” para evitar que se llevara a cabo en un estado azotado por la violencia durante la administración de Javier Duarte.

De lo que podemos estar seguros los xalapeños es que de ganar Ana Miriam Ferráez, Carlos Arturo Luna, Brenda Aguilar, Rubén Moreno Archer o Hipólito Rodríguez es que tendremos casas de cultura en cada colonia de la ciudad, así como más becas para los jóvenes… Aunque Nicanor Moreira afirmó que recursos para ello no hay.

Ayuntamiento, hasta tu casa
En el rubro de los servicios públicos, Ana Miriam aseguró que llevará un fontanero a cada domicilio, así como un recolector pluvial a cada casa de Xalapa. Y el deporte no se quedará atrás: se asegurará de proveer a cada colonia del espacio e instructor que requiera: desde el entrenador de futbol hasta el maestro de zumba.

Rubén Archer, por su parte, de llegar a la alcaldía se encargará de apapachar a los empleados de Limpia Pública, con mejores uniformes… Y de mandar a vivir a estudiantes a colonias marginales para componer el tejido social a través del servicio comunitario…

Quien también apostó por una ciudadanía más participativa fue el candidato independiente Efraín Sánchez, quien tras unas primeras participaciones nerviosas de mucho ruido y pocas nueces, dijo que a su gobierno incorporará a xalapeños con trayectorias reconocidas y que creará contralorías sociales que evalúen a los policías.

Y mientras Hipólito Rodríguez se quejaba del descarado plagio de sus propuestas, el candidato del PT, Juan David Ovando, afirmaba que “las ideas las hemos recogido de los ciudadanos… Y de quienes hacen academia”. Cabe recordar que precisamente Hipólito Rodríguez es una figura académica.

Todos saben cómo, pero no lo dicen
Rubén Moreno Archer, el más joven entre los contendientes a la alcaldía, fue con sendas intenciones de abrir diálogo, aunque sus palabras apenas y fueron tomadas en cuenta. Ya desde su primera participación pidió a los demás participantes que no leyeran sus discursos, escritos por sus respectivos partidos, pero la tónica no cambió durante las dos horas de debate-exposición.

Efraín Sánchez tuvo un momento de brío al evidenciar que había entre los presentes algunos que ya habían estado en servicio público y “¿por qué si ya han estado en el poder no han hecho lo que prometen?”.

En cuanto a Nicanor Moreira y Juan David Ovando, criticaron que sus contrincantes hablaran, pero no explicaran cómo llevarían a cabo sus propuestas. Por fortuna, Ovando declaró que él sí sabe cómo. Pero tampoco lo explicó.

Caritas y corazones
Durante la transmisión del debate en Facebook se pudo observar las reacciones de la gente a través de los llamados “emoticonos” que atravesaban la pantalla. Las caritas enojadas y tristes predominaban, junto las que reflejaban una carcajada, especialmente durante las intervenciones de Efraín Sánchez y Juan David Ovando. El candidato que pareció ser el más popular entre el público fue Hipólito Rodríguez, cuyas propuestas provocaron una oleada de corazones… Hasta que empezó a hablar de Morena y Andrés Manuel López Obrador, lo que le valió un aluvión de caritas enojadas.
Sin embargo, el debate en Facebook registró apenas 1500 vistas, las cuales bajaron a 1000 hacia el final de la transmisión.